Porcentaje de rebote: Como conseguí bajarlo un 65% en una tienda online

Concepto, situación y acciones para reducir el porcentaje de rebote en una tienda online

por CTD
porcentaje de rebote

Muy bienvenida o bienvenido a éste mi nuevo post donde te voy a explicar como conseguí bajar el porcentaje de rebote de una tienda online un 65% en las métricas de Google Analytics, otorgándole de este modo una media acorde con la naturaleza del sitio, y consiguiendo así un saneamiento en la calidad de las visitas, lo que se traduce en una subida del CTR en las SERP dando como resultado lo que todos buscamos en nuestros sitios web: más conversiones. 😎

¿Qué es el porcentaje de rebote?

Antes de seguir con la explicación de como lo hice para bajar el porcentaje de rebote de una tienda online, conviene dejar claro a qué nos referimos con el concepto de «rebote» y su porcentaje en la métricas de Google Analytics.

La información que nos arroja la «vista porcentaje de rebote» en Google Analytics nos da a entender como media, el comportamiento inicial que tienen los usuarios que de una forma u otra aterrizan en nuestro sitio web.

Para el señor Google y su sacro algoritmo, existen una serie de constantes y variables que hacen que un sitio web sea valorado positiva o negativamente debido al comportamiento inicial de los usuarios en los sitios web, lo que se traduce en un factor más que afecta al posicionamiento en los resultados de búsqueda por lo que es imperativo para todo buen SEO tenerlo muy en cuenta.

En resumen, si alguien entra en nuestra web, no ejecuta ningún tipo de interacción y se marcha, Google lo interpretará como un rebote.

Las métricas de porcentaje de rebote en Google Analytics se deben tener en diferente nivel de consideración dependiendo del tipo de página web que estemos tratando. No es lo mismo el porcentaje de rebote que pueda tener un blog como este en el que estás leyendo este post como el de una tienda online.

En un blog es habitual que el usuario acceda mediante una SERP de Google, capte la información que requiere y se marche sin más interacción, por tanto, pese a que el objetivo de la persona que ha entrado al blog, se ha cumplido, Google lo registra como rebote. En cambio, como administradores de una tienda online, la obligación es la de que el usuario interactúe para realizar compra, por lo que el registro de un rebote en una web de esa naturaleza sí que es algo que debe llamarte la atención.

Análisis previo y acciones realizadas para bajar el porcentaje de rebote de una tienda online

Hay ciertos factores que deben analizarse para poder realizar una buena planificación de acciones en el sitio web que ayuden a mejorar el porcentaje de rebote.

Una vez finalizado el análisis completo es momento de implementar los cambios necesarios para solventar cada factor que puede hacer que el porcentaje de rebote sea demasiado elevado.

En el caso que nos atañe, una tienda online, no es recomendable que exceda de un 30% en las métricas de Google Analytics.

Bien, cuando me encargaron la administración de una tienda online cuya tecnología se basaba en WordPress y que había reducido la facturación de una forma alarmante en muy poco tiempo, los valores de rebote llegaban a superar el 80% de porcentaje, por lo que claramente me di cuenta que ese podía ser uno de los motivos del descenso repentino de las ventas.

A continuación te explicó los puntos de análisis de porcentaje de rebote más importantes y las acciones que realicé para bajarlo un 65% en una tienda online.

La velocidad de descarga del sitio web

  • Concepto:
    A priori, no parece relevante para el porcentaje de rebote lo que una página web pueda tardar en cargarse en el navegador, pero entrando más a fondo en la cuestión, es lógico pensar que si un usuario accede a nuestra web y debe esperar más de lo asumible en ver toda la información, opte por marcharse y buscar lo que necesita en otra web que haya en los resultados de búsqueda.
    Ya hace mucho tiempo que Google se puso serio con este tema y tiene muy en cuenta el tiempo de carga de las páginas web. De hecho, me atrevo a decir que lo tiene demasiado en cuenta poniendo el listón que otorga números aceptables de carga web demasiado alto, obligando de esta forma a la realización de páginas web muy livianas a nivel de diseño gráfico premiando más la experiencia de usuario que la presencia del sitio.
  • Situación:
    En lo que concierne a la velocidad de descarga, cuando me encargaron la gestión de la tienda online, realicé las comprobaciones pertinentes. En primera instancia y como prueba preliminar utilizo la herramienta de Google PageSpeed Insights que nos da un buen resumen de cuáles pueden ser las causas de la lentitud de descarga del sitio y que en este caso me daba unos resultados desastrosos por debajo del «20» por lo que ya me hice una idea de la faena que me iba a dar.
  • Acciones:
    En primer lugar, me puse manos a la obra intentando comprimir al máximo el espacio que la web ocupaba. Para saber cuáles son los elementos que más tardan en cargar, empleo el inspector de elementos de Chrome (F12). En la pestaña «Network» del inspector, al refrescar la página tenemos una visual de todos los elementos que se cargan y cuanto tiempo tardan.
    Para la compresión de imágenes empleé el plugin Smush lo que me llevó algún tiempo, ya que la inmensa mayoría de las imágenes se habían subido sin una debida compresión para web.
    Increíblemente, el menú principal que disponía de unos treinta ítems tenía, al lado de cada uno de ellos a modo de icono, una imagen que representaba cada categoría sin comprimir, tratándose además de archivos «.png». Naturalmente, procedí a suprimir todas las imágenes de menú, con lo que gané varios segundos de velocidad de descarga.
    El Slider de la página principal tampoco estaba debidamente comprimido y había como diez o doce diapositivas, lo que hacía que su tamaño en megas aumentara de forma incomprensible. Comprimí las imágenes con Photoshop y con el plugin Slider Revolution, además, se puede comprobar si el slider está óptimo para SEO. Por supuesto, reduje el número de dispositivas a únicamente tres que, para mi, es suficiente.
    Como es lógico, revisé la gestión de la memoria interna de la página web denominada «caché» y que puede ser determinante para la velocidad de descarga.
    La Tienda online disponía de W3 Total Cache como plugin gestor de caché instalado. Es un buen plugin y normalmente funciona muy bien, pero probé otro de mis plugins de caché predilectos como es WP Fastest Cache y me daba mejores resultados bajando un par de segundos más la velocidad de descarga por lo que no me lo pensé dos veces y procedí al cambio de plugin.
    Finalmente, y como acción culminante en mis tareas para una reducción del tiempo de descarga de la tienda online, instalé y configuré un plugin de CDN como es CloudFlare. De forma muy básica y para que se entienda bien, lo que hace CloudFlare es recorrer servidores web por todo el mundo e instalar copias de la página web para que de esta forma se descargue más rápido al tener que recorrer menos distancia.

Diseño Web

  • Concepto:
    Otro aspecto que hay que tener bien planteado es el diseño que le damos a nuestro sito web. Hay que cumplir con lo mínimo necesario para que el visitante no se marche de inmediato al ver el aspecto que tiene la página.
    Es importante que la página sea moderna y que no se muestre como páginas web de hace 10 años que no estaban hechas para dispositivos móviles o que estaban repletas de elementos gráficos como GIF animados, flash o barras de proceso. También es fundamental que no se muestren fallos de maquetación o imágenes o videos que tarden mucho en verse.
    Si no controlamos todos estos aspectos, es posible que el usuario no confíe en nuestro sitio o simplemente no encuentre lo que busca o se canse de esperar a que todo se muestre correctamente y finalmente decida marcharse antes de hacer cualquier tipo de interacción, por lo que tendremos un nuevo registro de rebote que se añadirá al porcentaje de Analytics.
  • Situación:
    En este caso lo que me encontré fue un diseño muy básico. Se había instalado una típica plantilla de tienda online y prácticamente se habían publicado productos a destajo. El diseño tenía poca gracia, la maquetación muy simple y los colores muy tenues. En su versión de escritorio aún se podía salvar, pero en móvil había mucho que hacer.
  • Acciones:
    Como ya he mencionado, en esta fase de la optimización me encontré con una de las peores situaciones, ya que el «header» disponía de muchísima información y eso hacía que en dispositivos móviles no empezara a verse la información importante de la tienda online hasta más allá de la mitad de la pantalla. Para mí es superimportante que la persona que entre en nuestra tienda online, vea los productos en primera instancia.
    Se tuvo que remaquetar todo el «header» entrando en el código para convertirlo en algo mucho más resumido y pequeño para que en la primera impresión ya se viera el título del producto y la imagen.
    La ficha de producto también se remaquetó. En primera instancia el botón de «Añadir al carrito» se encontraba debajo de toda la información inicial de producto (SKU, Precio, Descripción corta …). Eso para mí es un error, ya que como decía antes, es muy importarte para tratar de reducir el porcentaje de rebote que el usuario efectúe algún tipo de interacción, por lo que los botones deben estar siempre a la vista y de forma muy clara. Para hacerlo aún más visible cambié el color azul oscuro que venía de serie por un naranja claro «chillón».
    Una vez más, y con el objetivo de que el posible Cliente interactúe en la web, habida cuenta de que ya había un canal de Youtube con muchos videos de productos, instalé un plugin que añade en la galería de producto un enlace al video que se indique.
    Sin duda esta última acción de diseño web fue muy determinante para bajar el porcentaje de rebote, ya que el video es lo más explicativo que se le puede dar a un producto y además de generar el primer clic del usuario, lo más seguro es que se quede unos cuantos segundos más en la ficha de producto, minutos, si finalmente se visiona el video completo.
    Como te puedes imaginar hay varios plugins de video en la galería de producto para WordPress. Te invito a que le eches un ojo a este post de Ayuda WordPress que es de lo más instructivo para ese cometido. Pero luego vuelve que aún queda mucho por explicar como conseguí bajar el porcentaje de rebote un 65% en una tienda online.
    Por último, y con el objetivo de ganar tiempo de visualización y reforzar las esplicaciones de las especificaciones de producto, añadí en la mayoría de modelos un pequeño fragmento de video en formato GIF animado de entre 2 y 4 segundos.
    Para la generación de los GIF animados, como sabrás, hay varias herramientas online que te pueden ayudar, como por ejemplo Giphy. Te animo a que te registres y empieces a generar tú propias creaciones.

Arquitectura Web

  • Concepto:
    Sin duda un aspecto muy importante a tener en cuenta el de la arquitectura web. Desde la fase inicial de todo el proceso de creación de la página web es preciso tener muy bien definida toda la estructura de enlaces internos en la web, siempre con el objetivo de que el usuario acceda a la página que nos interesa de la forma más sencilla y rápida posible.
    Da lo mismo si el usuario carece de experiencia o es un asiduo en la navegación online: la exigencia para nosotros es la misma porque si no encuentra lo que quiere fácilmente se marchará rápidamente a otra web de la competencia y Google nos anotará un nuevo punto de rebote.
  • Situación:
    El menú principal tenía cientos de ítems y además muchos de ellos tenían el enlace roto o enlazaban con páginas sin contenido, por lo que invitaba más a abandonar el sitio que a seguir navegando. No había orden de categorías de producto, estaban todas colocadas de una forma muy precipitada.
  • Acciones:
    En esta fase, me propuse facilitar la navegación al máximo, dando especial importancia a las categorías de producto que más se buscan en el sector. Para ello realicé un análisis de palabras utilizando herramientas como Google Trends o Google Ads.
    Refiné todo lo que pude el menú principal de la web suprimiendo botones que enlazaban a páginas sin contenido. Fusioné subcategorías de productos para reducir enlaces y niveles de enlazado. Procedí a deshabilitar las páginas de producto que no tenían contenido y mediante la herramienta «Retirada de URL» de Google Search Console solicité su desindexación asegurándome así que nadie entraría en ellas ni por error.

Indexación 404 o a páginas irrelevante

  • Concepto:
    Cuando una página web tiene un enlace roto y de algún modo alguien accede a él, la web suele mostrar una página de «fallo 404».
    Incluso hay sitios que han diseñado una muy buena página de fallo con mensajes creativos y simpáticos que invitan a seguir navegando, lo que, en mí no tan humilde opinión, es un error , puesto que hagas lo que hagas, el usuario no dejará de tener la sensación de no haber conseguido lo que buscaba y el riesgo a que se vaya a otro sitio es altamente probable.
    Lo que sin duda es aún peor es tener resultados de búsqueda indexados en Google que conducen a errores 404. Puede que un post se haya quedado obsoleto y ya no interese que esté publicado, por lo que se procede a su eliminación, pero su indexación sigue publicada. Puede que hayamos cambiado el «slug» de la página al notar que era mejor para su posicionamiento rompiendo así el enlace, pero nuevamente, su indexación sigue activa y enlaza. O simplemente, puede que el usuario de nuestro sitio web haya introducido de forma errónea la «URL» en la barra, del navegador.
    Bien, todos esos, son casos en los que nuestra página web enlaza a error y puede hacer que el usuario se marche frustrado y eso … Es inadmisible.
  • Situación:
    Al ser una tienda online, había un buen número de productos indexados en los resultados de búsqueda de Google que conducían a «error 404» de la página web. Seguramente debido a productos que se habían agotado y más tarde retirados de la venta.
  • Acciones:
    En esta fase de acciones para mejorar el porcentaje de rebote de la tienda online, lo primero que hice fue instalar un plugin que redireccionara todos los enlaces «404» de la web a la página inicial. El plugin seleccionado fue «All 404 Redirect to Homepage & Broken images Redirection« que automatiza el proceso aplicando además redirecciones 301 cumpliendo con las exigencias de Google para este tipo de situaciones.
    En casos muy concretos de indexaciones a productos antiguos, aproveché los enlaces para redirigirlos a páginas de productos de la misma gama nuevos. Para ello, siempre utilizo directivas de código en el servidor que se pueden editar en el archivo «.htaccess» que se encuentra en la raíz de ficheros de toda web con WordPress como gestor de contenidos instalado. En el enlace anterior «redirecciones 301» tenéis mucha información sobre las directivas en «.htaccess».

    Ojo, si vas a editar al archivo .htaccess, antes haz una copia de seguridad. Es muy fácil «romper» el sitio web modificando el código de este fichero de servidor.

    De nuevo, en Google Search Console, procedí a solicitar la desindexación de URL no necesarias como páginas de paginación o de contenido normativo de una tienda online. Para detectar estos resultados de búsqueda, lo que hay que hacer es introducir en la barra de buscador de Google «site:» seguido del dominio del sitio en concreto. De esta manera, el buscador nos proporciona un listado de todas las indexaciones que existen de la página y podemos localizar fácilmente aquellas que no queremos que aparezcan en los resultados.

Interlinking

  • Concepto
    El Interlinking (como su nombre indica), es el conjunto de enlaces internos de que dispone una página web.
    Como en puntos anteriores, es una cuestión cuya estrategia puede ser muy diferente según el tipo de web que estemos editando.
    Aquí te dejo un vídeo del maestro Romuald Fons donde lo tienes todo acerca del Interlinking.Es muy interesante estructurar la web con un buen Interlinking, ya que, aparte de proporcionar al usuario opciones de interacción, a los robots de Google también les estamos ayudando a navegar por nuestra página web, lo que puede otorgar mejoras en el posicionamiento del sitio.
  • Situación:
    Después de un breve análisis me percaté enseguida que nunca había existido ningún tipo de estrategia de enlaces internos o «interlinking» en la tienda online. Empecé a pensar que quizás iba a tener mucho más trabajo del que había previsto.
  • Acciones:
    En esta fase de optimización y al darme cuenta de que no había implementado ningún tipo de proceso de enlaces internos, precedí a incluir enlaces en cada ficha de producto por categorías e intenté dar importancia a aquellos productos con menos tráfico asignándoles enlaces desde productos más relevantes en ese aspecto.
    Probablemente, esta fue la tarea de optimización que más tiempo me ocupó, pero valió la pena.

Factores de SEO Off-page

  • Concepto:
    Los factores de SEO Off-page son el conjunto de acciones que se pueden realizar fuera del ámbito de nuestra página, web, y que ayudan al posicionamiento del sitio.
    Encontramos un sin fin de herramientas con las que podemos generar contenido y crear enlaces hacia nuestro sitio y sin realizar ningún tipo de cambio o actualización en el mismo.
    Informar bien al usuario acerca de qué se va a encontrar en nuestro sitio antes de entrar en él puede ser muy determinante para que su visita no se convierta en un rebote. Por tanto, cuanto más contenido y más indicativo se genere fuera de nuestra web, mejor.
    Además, en muchas ocasiones, el contenido generado en las múltiples herramientas que podemos encontrar puede ser embebido en nuestra web, lo que puede generar más interés y aumentar las posibilidades de que el usuario haga «click».
  • Situación:
    En este caso se había invertido muy poco en la elaboración de estrategias de posicionamiento fuera de la página web o de la tienda online. El poco contenido de la marca que se encontraba indexado en otros sitios o plataformas no se encontraban debidamente “linkados” a la tienda.
  • Acciones:
    En lo que conlleva a las acciones off-page de la tienda online, me propuse utilizar mucho las redes sociales con el objetivo de atraer tráfico. La marca disponía de perfiles de Facebook, Instagram y Twitter, pero a pernas se usaban y estaban muy desactualizadas.
    Una de las cosas que me ayudó mucho fue la publicación de los productos en el catálogo de Facebook. De esta manera, cada vez que se realiza una publicación anunciando un modelo, puedes etiquetar y generar un enlace a la tienda y no solo desde Facebook, también lo puedes hacer desde Instagram.
    Realicé un planning en las tres redes sociales publicando posts como mínimo cada dos días. En mi caso, Facebook fue la red social que más tráfico llevaba a la tienda online con diferencia.

Contenido

  • Concepto
    Es muy importante ofrecer un buen contenido que interese a la audiencia y que a la vez invite de forma hábil a que el usuario interactúe.
    Existen muchas maneras de conseguir ese «click» que hace que nuestro visitante siga navegado por nuestro sitio web. Llegar a la determinación de cuál es el mejor método depende del tipo de página web y el objetivo que tengamos.
    No es fácil dar con la tecla a la primera, por lo que es bueno ir realizando los cambios oportunos de vez en cuando para que poco a poco vayamos canalizando las visitas hacia donde nos interesa y de este modo, no se marchen del sitio web antes de interactuar.
  • Situación:
    La página era muy liviana y poco interactiva. Invitaba muy poco a hacer «click» o a seguir navegando. El texto de los productos muy escaso y muchas de las imágenes de producto estaban mal publicadas en concepto de orden y resolución.
  • Acciones:
    En primer lugar, planifiqué la revisión y redacción del texto de los productos más importantes y que conseguían más ventas. Generé texto optimizado para SEO en cada caso y en la medida de lo posible introduje enlaces internos con la intención de conseguir ese «click» que me disminuyera el porcentaje de rebote.
    Por otro lado, analicé cada «call to action» que había en la tienda y añadí mensajes llamativos en cada producto con el uso de colores y emojis, animando de ese modo a hacer «click» como por ejemplo en el botón de «ver vídeo».
    Me dispuse a revisar y redimensionar las imágenes de producto que se podían mejorar. Eliminé también muchas fotos de producto que carecían de calidad o que no se correspondían con el producto en cuestión de colores o medidas.
    En muchos casos pude conseguir nuevas imágenes de producto que añadí en cada referencia, generando una galería de producto mucho más completa y que invitaba a verla en su totalidad.

Conclusiones de como reducir el porcentaje de rebote

Después de realizar todas las actualizaciones que te he ido explicando, llega el momento de esperar para ver que tal va.
En este caso, el porcentaje de rebote de la tienda online bajo mucho más de lo que me esperaba, llegando a disminuir un 65% en un periodo comprendido a los dos meses siguientes de finalizar todas las acciones.

porcentaje de rebote

Como puedes ver en esta captura de Google Analytics ☝, el descenso de la línea del gráfico de porcentaje de rebote que ofrece la herramienta de Google es vertiginoso, dando cuenta lo mal que estaba el sitio web en un inicio y lo bien que le fueron los cambios.

En esta otra captura se pueden ver más detalladamente los datos a los que me refiero en una comparativa entre los dos meses anteriores a iniciar las acciones de optimización y los dos posteriores.
Fíjate como la media de porcentaje de rebote ha disminuido un 65% quedándose en números más aceptables para lo que es una tienda online.

Es también muy interesante analizar la métrica de «Duración media de la sesión». Como se puede comprobar, el incremento es de más del 150% lo que da a entender que los usuarios que acceden al sitio, se quedan e interactúan, lo que sin duda es consecuencia de los cambios realizados para bajar el porcentaje de rebote.

La única puntuación negativa la encontramos en la métrica de «Usuarios» aunque esta, aunque suene contradictorio, también tiene una lectura positiva: acceden menos personas a la tienda online porque hemos reducido los accesos incorrectos, pero lo importante es que los que acceden, se quedan e interactúan incrementando mucho las posibilidades de que ocurra lo que te comentaba al principio de este post, conversiones. 😊

Esto, también te interesa ...

Dejar comentario